Carta a los Reyes Magos

Estimados Reyes:

Desde mi infancia se dé vuestra existencia y no me avergüenza  confesarles  que el interés que tenía por su  visita  prevalecía sobre el amor que mi familia trataba de inculcar en mi persona hacia ustedes; siempre  recibía  el regalo de Navidad que me traía  el niño Dios, y que emoción la mía, solo tenía que esperar unos días más  y obtenía el tan ansiado regalo que ustedes me traerían. Por cierto  este presente no era tan bonito  como el de navidad pero:” a caballo regalado no se le busca lado” y la ilusión de un niño en espera de un regalo  es algo digno de  conservar hasta la edad adulta.

Ahora que estoy escribiéndoles esta carta y teniendo en cuenta que ustedes  siempre me trajeron un regalo,  se me ocurre ¿Por qué no escribo una carta a los reyes magos, pidiéndole regalos para el gremio médico en general, colegas médicos y a todos los pacientes que confían en el trabajo y saber de la medicina de este país El Salvador?

Espero no parecerles exigente, aunque como ustedes saben soy un poco insistente, espero que sus majestades puedan disculparme por la envergadura de algunas peticiones, así como por la simplicidad y sencillez de otras. Se da la magnanimidad y desprendimiento de sus  grandezas,  y espero con la ilusión de siempre la generosidad de vuestros regalos.

Estoy  consciente que en el último año las cosas no marcharon  tan bien para nuestro gremio, y ya que no nos hemos portado mal, les pido en primer lugar sabiduría  para utilizar los regalos  que os solicito, esperando que, como siempre podáis otorgarlos.

Rey Melchor: te pido que la coherencia presida a los actos  de nuestras autoridades de salud. Que el pensamiento, las palabras  y las obras  que ellos emprendan guarden un alto grado de consistencia.; es decir os pido Gran Señor: que lo que piensen, digan y hagan sea coherente.

Haced que todos ellos trabajen  coordinadamente, que no aparezcan las contradicciones, que no le tengan temor a las rectificaciones y que  no se priven de dar explicaciones. La canción es la misma y debe cantarse igual para todos los médicos y pacientes, sobre todo los salvadoreños.

Te pido  les des la capacidad   de gestionar de manera clara y con capacidad de dialogo.

Rey Gaspar: para mis amigos los Cardiólogos  y médicos en general os pido mejores condiciones laborales en cuanto a  disponibilidad  de infraestructura, equipo médico, y nos des los insumos necesarios para poder tratar de manera adecuada, efectiva, y oportuna las dolencias que sufren los salvadoreños.

Os pido más puestos de trabajo que traigan   un  sistema adecuado de liderazgo incorporado,   y llévate las plazas que se han o se tiene la intención de suprimir muy lejos de nuestro país.

Os pido majestad nos traigas una gran dosis de  atrevimiento, coraje, entusiasmo, impulso y capacidad para innovar.

Os pido para los médicos un salario   acorde  al esfuerzo laboral y que permita una vida digna.

Rey Baltazar: a ti os demando evitar que los pacientes  se sientan “ zurumbos” por los medicamentos que utilizamos para tratar la Hipertensión Arterial.

Os invito a quitar la hinchazón de las piernas a aquellos pacientes que no han hecho dieta, y que han abusado de los alimentos pre elaborado que utilizan abundante cantidad de sodio como preservativos; ¡si hasta los familiares aceptan que todos se han engordado y que tienen que hacer dieta!

Calmad a los enfermos que han comenzado a sentir “piquetazos que aprietan”, sobre todo a los que son nerviosos y sensibles, hacedlos entender que no todo lo que molesta en el pecho es un Infarto al corazón.

Gracias por los regalos que nos traen en su caravana.
Un abrazo queridos Reyes.

Be Sociable, Share!