Stent en Descendente Anterior. ¿Alambrar o no la segunda diagonal?

Paciente del sexo masculino de 55 años de edad referido por su Cardiologo con historia de 3 meses de evolución con angina típica de esfuerzo, 2 semanas previas a su consulta sensación fría desagradable en el pecho acompañada de sensación de opresión de pocos minutos de duración. Examen físico irrelevante, electrocardiograma normal, Tabaquista hasta hace 20 anos, hipercolesterolemia tratada con  atorvastatina 20 mg al día, HTA (-), abuelo muerte cardiaca a los 50 anos, padre murió de ACV. Prueba de esfuerzo clínica positiva, eléctrica dudosa. Tratado con clopidogrel, omeprazole y dinitrato de isosorbide.

Se efectúa estudio angiografico encontrando:

Estenosis del 95% a nivel del tercio proximal de la Descendente Anterior, que involucra a la 2 diagonal, flujo TIMI 3. Circunfleja  angiografícamente  sana.

video

Arteria coronaria derecha sin lesiones significativas

video

Ventrículo grafía fracción de eyección del 60% no observo alteraciones de la contractilidad segmentaría.

video

Se decide revascularización arteria descendente anterior

Se pasa filamento GUIA a través de la lesión, se pre dilata con balón semi complaciente 2.5×15

video

Rodriguez Mandoza post dilatación

Posteriormente se implanta  stent 3×14 se impacta a 14 atmósferas con un resultado insatisfactorio (lesión residual distal)

video

Por lo que se coloca otro stent Nobori (Biolimus) 2.5×24 distal se impacta a 14 atmósferas, y se efectúa otra insuflación inter stent con  balón no complaciente 3×15 a 14 Atmósferas. Resultado final.

video

Conceptos clave:

La intervención percutánea  de las bifurcaciones coronarias están asociadas con un aumento  de  infartos peri procedimiento, secundarias a obstrucción de la rama lateral y una mayor incidencia de  trombosis y re estenosis del stent.

La revisión cuidadosa  de la angiografía es importante para  planear la estrategia a seguir.

Colocar un stent en el vaso principal y stent provisional en el vaso lateral, es la técnica mas aceptada, de ser necesario.

En el presente  caso, la posibilidad de obstrucción aguda del vaso lateral nos pareció baja, tomando en cuenta la anatomía de la bifurcación.

Comparte este artículo