En un paciente con angina estable: ¿angioplastia o tratamiento médico?

Varón de 76 años de edad  con antecedentes de Hipertensión arterial  pobremente controlada, cifras de Colesterol elevadas, reflujo gastroesofágico  y antecedentes familiares  de  Cardiopatía isquémica, inicia  sensación de  opresión torácica de 3 meses de evolución  a los grandes esfuerzos y generalmente después de ingesta de gran cantidad de alimentos. Por lo anterior su médico le efectúa un estudio de medicina nuclear que  demuestra  necrosis a nivel de la cara anterior  y apical con abundante cantidad de tejido viable.

Es referido al laboratorio de cateterismo cardiaco

Se observa  a nivel de la arteria Coronaria Izquierda estenosis 80 % (Interventricular Anterior) tercio proximal  flujo TIMI 3; a nivel de la primera diagonal  estenosis del 70 % proximal. El tercio distal  se reinyecta por colaterales de la Derecha.

Arteria Circunfleja  sana.

Arteria  coronaria derecha presenta placa del 30% a nivel del tercio proximal, buen lecho distal

La ventriculografía presenta hipo quinesia antero apical y Fracción de eyección del 35%

Se decide efectuar colocación de stent a nivel de la Interventricular y primera diagonal

Conceptos clave:

La revascularización mediante colocación de stent en el contexto de un  síndrome coronario agudo  reduce la mortalidad  y el infarto de miocardio.

La revascularización mediante la colocación de stent  en el contexto  de angina estable (caso el presente paciente), no reduce la mortalidad  ni el infarto miocárdico; pero  produce una mejora significativa en el alivio de los síntomas.

Comparte este artículo