En nonagenarios ¿Tratamiento conservador, fibrinólisis o stent?

Paciente sexo masculino 92 años de edad, autosuficiente desde el punto de vista cuido personal,  sin antecedentes de hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado o tabaquismo. Nunca acudió a un centro hospitalario  por enfermedad alguna, inicia  48 horas antes su ingreso “sensación rara” a nivel del pecho, no opresiva y  debilidad; por lo que acude a sala de emergencias, se le toma electrocardiograma  que muestran ondas T aplanadas en cara diafragmática  y Troponina T positiva.

Su hijo médico,  pide se le efectué estudio de cateterismo cardiaco.

La arteria coronaria izquierda no muestra estenosis significativas

La arteria coronaria derecha muestra lesión del 99 % conteniendo abundante cantidad de trombo.

El ventriculograma muestra una Fracción de eyección del 60 %, leve disminución de la contractilidad ínfero-apical.

Se decide efectuar angioplastia con balón  2×30 a 12 atmosferas

Y posterior colocación stent  2.5×23 y se insufla a 22 atmosferas.

Se obtuvo este generoso resultado final

Puntos a retener:

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de enfermedad y muerte a avanzada edad; este grupo etario  sufre habitualmente enfermedad de múltiples vasos e isquemia silente.

En los mayores de 85 años es frecuente el Infarto sin elevación del ST, que se asocia a mayor mortalidad; de ahí lo recomendable del tratamiento invasivo a la brevedad posible.

La angioplastia es más efectiva que el tratamiento con fibrinoliticos en los mayores de 85 años, aun en los que tienen choque cardiogenico

El tratamiento a seguir en pacientes  mayores de 85 años, se decide sobre todo por el estado clínico y  enfermedades coexistentes; y no  por  la edad cronológica.

¿Qué conducta hubieran seguido si este paciente hubiera sido su padre?

Be Sociable, Share!